Recupera tu poder

Written by  //  19/11/2013  //  Empodérate  //  No comments

padres empoderados

Todo ser humano se beneficia de un estado mental empoderado.

Empoderarse uno mismo significa aumentar la fortaleza de carácter que nos permitirá impulsar cambios positivos en nuestra vida.  Implica desarrollar confianza en nuestras propias capacidades, en nuestras decisiones, en nuestra intuición.

Convertirse en padres es una oportunidad de oro para emprender una transformación para mejorar como ser humano, para empoderarse, de frente a la responsabilidad más grande de tu existencia: influir en la vida y la personalidad de un ser humano que dependerá de ti totalmente.

¿Cómo saber que has empoderado tu mente como padre o madre?

  • Tienes una clara idea de la crianza que deseas para tu hijo, tú mismo la has diseñado tras un análisis de tu propia infancia y te has guiado por la visión de cómo deseas que tu hijo transcurra su niñez y de las cualidades que deseas potenciar en él para que cuente con ellas cuando sea adulto.
  • Sabes qué cambios necesitas realizar en tu vida y en tu persona para ser mejor padre/madre, y en general mejor persona.
  • Estás consciente de tus pensamientos, acciones y decisiones y realizas esfuerzos por mejorar de acuerdo a tu plan.
  • Tienes confianza en ti mismo, no tienes miedo, algo dentro de ti dice que nadie podría criar a tu hijo tan bien como tú.
  • Gozas tu paternidad actual o la idea de tu futura paternidad.

¿Y lo contrario, cómo saber que aún no eres un padre/madre empoderado?

  • No tienes una idea del tipo de crianza que deseas para tu hijo o no la has diseñado tras una reflexión íntima y genuina. El riesgo es que, sin decidirlo conscientemente, repitas la crianza que viviste o bien seas fuertemente influido por opiniones externas (de tu madre, amigos, otros familiares, la gente que te rodea, los medios de información,etc.)
  • Piensas que no necesitas mejorar tu persona ya sea porque piensas que no puedes cambiar o porque sientes que hagas lo que hagas la "suerte ya está echada" y la vida dispondrá de lo que te suceda sin que puedas influir en los resultados, o tal vez simplemente nunca habías reflexionado sobre esta posibilidad y sus beneficios.
  • Tienes miedo de esta etapa de la responsabilidad de la crianza, no crees tener las cualidades necesarias. Te sientes aliviado cuando piensas que alguien más va a ocuparse de tu hijo, piensas que otros lo pueden hacer mejor que tú (tu mamá, la nana, la niñera, la sirvienta, la guardería, otros familiares, etc.)
  • Reaccionas a influencias externas o a las circunstancias de la vida en vez de tomar acciones que nazcan de tus decisiones conscientes relacionadas a los cuidados y el trato deseas dar a tu  bebé o tu hijo.
  • Sufres tu paternidad actual o la idea de tu futura paternidad.

¿Cómo empoderarte?

Con información, formación y transformación.

Información: revisa los materiales relacionados a la crianza de los hijos. Consulta lo más actual ¿Qué es lo mejor para tu hijo? ¿Para tu familia?

Formación: inscríbete en cursos para padres, recibe la capacitación con la mente abierta y participa activamente en tu aprendizaje .

Transformación: busca algún programa de desarrollo personal orientado a la crianza y familia. Si es necesario trabaja con un terapeuta familiar o un coach.

 Comparte tus ideas!

Todos los comentarios son bienvenidos y te proponemos algunas reflexiones para opinar.

Sugerencias:

¿Estás empoderado como padre/madre? ¿Cómo lo lograste, cuál fue tu proceso? ¿No lo estás? ¿Qué es lo que te hace dudar? Gracias por Compartir!

About the Author

View all posts by

Leave a Comment

*

comm comm comm