Mejores prácticas de la Disciplina Positiva

Written by  //  19/11/2013  //  Disciplina, Disciplina Positiva  //  No comments

Familia Positiva 3

Claves de la disciplina en menores de 3 años. Parte III

Bajo un nuevo paradigma no pretendemos ya controlar, ni manipular, ni imponer  nuestra visión a nuestros niños, sino guiar y educarlos respetuosamente,con amabilidad y firmeza, pensando en los adultos que serán.

¿Cuáles son entonces las prácticas de disciplina que nos ayudarán a lograr los objetivos de crianza de acuerdo a esta nueva visión más humanizada y a largo plazo (según lo planteado la Parte II de esta serie)?

Estas son las prácticas fundamentales de la Disciplina Positiva:

Respetarse mutuamente

Al respetar las necesidades y la humanidad de tu hijo eres ejemplo del respeto que él te tendrá a ti.

Entender cuál es la creencia que fomenta el comportamiento

Todo comportamiento humano se sustenta en creencias que lo justifican (al menos desde la perspectiva de quien exhibe la conducta específica). Las creencias que forman nuestra personalidad las vamos creando desde el día que nacemos .  Cuando entiendas cuál es la creencia que fomenta el comportamiento de tu hijo será más fácil que puedas ayudarle a modificar su conducta. Si tu hijo tiene 3 años o menos necesitas además entender sus habilidades y necesidades de acuerdo a su etapa de desarrollo.

Entender el desarrollo de tu hijo de acuerdo a su edad

Al lograr este conocimiento evitarás tener expectativas poco realistas, donde por desconocimiento esperes un comportamiento que no corresponde al nivel de habilidad o comprensión de tu hijo.

Comunicación Efectiva

Padres e hijos pueden aprender habilidades de escucha activa y usar palabras, tonos y gestos adecuados para transmitir un mensaje o solicitar lo que necesitan.

Disciplina que educa

La disciplina es efectiva cuando enseña habilidades y actitudes valiosas  y cuando  no es ni punitiva ni permisiva.

Enfocarse en soluciones en vez de en el castigo

¿Para qué sirve buscar culpables ante un problema o contrariedad? Para nada. Sólo desperdiciamos energía que es mejor enfocar en encontrar soluciones. Cuando tu hijo es muy pequeño tú decidirás cómo resolver las cuestiones, pero conforme crece juntos encontrarán las soluciones más respetuosas y útiles a los retos que encuentren en su vida, desde cómo lidiar con los juguetes tirados en el piso hasta lograr que la hora de irse dormir sea un proceso sin conflictos.

 Fomentar la mejora y el esfuerzo.

Es mejor procurar que tu hijo valore sus intentos, su esfuerzo y sus acciones para mejorar y no sólo los resultados finales y el éxito.

Hacer sentir bien a tu hijo para que se comporte bien

La disciplina punitiva comete el error de hacer sentir mal a los niños (humillarlos, provocarles vergüenza, tristeza y dolor) para buscar que mejoren su comportamiento. En realidad motivarás a tu hijo a cooperar, a aprender nuevas habilidades y a ser afectuoso y respetuoso si le das ánimos y se siente conectado, valorado y amado.

¡Comparte tus ideas!

¿Y tú qué prácticas piensas aplicar o estás realizando para promover la disciplina en tus hijos?

¡Gracias por participar!

Artículos Relacionados:

Parte I: La clave para disciplinar a niños pequeños

Parte II: Disciplina Efectiva: Cambia tu Paradigma

 

 

About the Author

View all posts by

Leave a Comment

*

comm comm comm