Francamente ¡No Basta!

Written by  //  19/11/2013  //  Empodérate, Reflexsongs+  //  No comments

Papa cuida a bebe

Prepárate para darle a tu hijo todo lo que VERDADERAMENTE necesita  [Parte I].

¿Has escuchado la canción de Franco de Vita “No Basta”'

(Si no lo has hecho, incluyo la letra al final de este post y también una liga a un video de la misma.)

Si estás esperando un hijo, y sobre todo si es el primero es maravilloso que puedas prepararte mentalmente desde ahora para darle lo que verdaderamente necesita, porque como dice Franco “No Basta…” con nutrirlos física o materialmente.

Puede ser que te estés preguntando:

Pero… un momento, ¿a qué te refieres con prepararme mentalmente?

Sí, mentalmente. Porque sin esta preparación, cuando tu hijo nazca es muy probable que entres en un estado de “piloto automático” al tratar a tu bebé.  Es decir, te comportarás de acuerdo a como tu mente esté “condicionada” a comportarte. Tal condicionamiento será el resultado de tus experiencias pasadas, de tu propia crianza, de cómo fuiste tratado.

En el caso de que tu manera actuar vaya de acuerdo a lo que deseas para tu hijo, enhorabuena! Pero si tú anhelas criar a tu hijo de una forma  diferente a como te criaron, si deseas mejorar o hasta cambiar radicalmente el concepto de crianza para tu hijo, entonces tu mente debe estar preparada para actuar distinto, para evitar reaccionar “sin pensar”, para tomar decisiones y transformarte en lo que tu hijo necesita de acuerdo a lo que sueñas para él.

El piloto automático mental tiende a gobernar a los padres primerizos (y a veces no tan primerizos) porque el impacto de cuidar a una persona tan pequeñita, indefensa y vulnerable nos hace enfocarnos principalmente a sus cuidados físicos y materiales, además el estrés, la incertidumbre y el cansancio físico hacen presa de los padres.

Tal vez pienses:

¿Pero no será muy pronto para todo esto? Si el bebé está chiquito y no se da cuenta…

Te comparto ahora dos ideas muy importantes:

  • Tu bebé es sumamente perceptivo. La naturaleza lo ha dotado de tal habilidad porque de ello depende su supervivencia, de “leer” a sus cuidadores, de adaptare a ellos. En ese proceso de adaptación su cerebro se va “alambrando” (se crean conexiones neuronales) de acuerdo a los estímulos que recibe de su ambiente. Tú influyes en tu hijo desde el día 1, mejor dicho, desde el embarazo.
  • Además, el tiempo pasa volando, verás que de pronto ya tienes a un bebé de 1, 2, 5, 12 meses! Y a veces es escaso el  tiempo de seguir educándote, sobre todo si recién inicias cuando el ya está contigo demandando tu atención todo el tiempo.

Pero aquí la buena noticia, si se preparan  al respecto de la crianza de su hijo, cuidarán mejor la nutrición emocional de su bebé.

Para mí la parte emocional del ser humano es fascinante, vulnerable y muy delicada, porque:

  • influye poderosamente en el bienestar físico, en la salud de todas las personas, sí aun cuando son bebés
  • es ahí donde se generan heridas que no vemos y que muchas veces no sanan nunca,
  • influye en la formación de la personalidad,
  • existen miles de factores que influencian el resultado final y por ello es casi imposible que podamos predecir o asegurar con certeza absoluta el efecto o las consecuencias de nuestros actos sobre la emoción o el comportamiento de una persona, pero

Sin embargo, gracias a los estudios psicológicos, neurológicos, psiquiátricos, fisiológicos, genéticos, etc. existen teorías bastante acertadas de lo que necesitan las personas para incrementar las probabilidades de un desarrollo saludable en lo físico, mental y emocional.

Si estas en TodoPorMisHijos.com es porque deseas prepararte y transformarte para tu hijo y por ello ¡te admiro! Te animo a que sigas educándote en la hermosa tarea de criar a tu hijo!

Aquí la liga al video y a continuación  la letra de la canción

“No Basta”, Franco de Vita

No basta, traerlos al mundo porque es obligatorio
Porque son la base del matrimonio
O porque te equivocaste en la cuenta

No basta, con llevarlos a la escuela a que aprendan
Porque la vida cada vez es más dura
Ser lo que tu padre no pudo ser

No basta, que de afecto tu le has dado bien poco
Todo por culpa del maldito trabajo y del tiempo

No basta, porque cuando quiso hablar de un problema
Tu le dijiste niño será mañana, es muy tarde
Estoy cansado

No basta, comprarle todo lo que quiso comprarse
El auto nuevo antes de graduarse
Que viviera lo que tú no has vivido

No basta, con creer ser un padre excelente
Porque eso te dice la gente
A tus hijos nunca les falta nada

No basta, porque cuando quiso hablarte de sexo
Se te subieron los colores al rostro y te fuiste

No basta, porque de haber tenido un problema
Lo habría resuelto comprando en la esquina
Lo que había, lo que había

No basta, con comprarle curiosos objetos
No basta, cuando lo que necesites es afecto
Aprender darle valor a las cosas
Porque tú, no le serás eterno

No basta, castigarlo por haber llegado tarde
Si no has caído ya tu chico es un hombre
Ahora más alto y más fuerte
Que tú, que tú

No basta, no basta
No basta, no basta
No basta, no basta

¡Comparte tus ideas!

Bienvenidos todos los comentarios al respecto de este artículo.
Sugerencia:
Comparte tus respuestas a estos interesantes planteamientos: ¿De qué forma planeas que será la crianza de tu hijo? ¿En qué aspectos será diferente respecto a la crianza que te dieron tus padres?

Gracias por compartir!

About the Author

View all posts by

Leave a Comment

*

comm comm comm