Conoce lo más actual en Crianza

Embarazados se preparan para ser padres

Crianza de Apego: el último grito de la ciencia en crianza

En los últimos quince años se ha realizado extensa investigación en relación a la crianza humana.

Las conclusiones son emocionantes y halagüeñas: los padres que tratan a sus niños con amor, que responden con interés y cuidado a sus necesidades, que se empoderan para captar las señales de sus bebés y que confían en sus instintos están “alambrando” en el cerebro de sus hijos las conexiones que se requieren para las capacidades de:

  • Empatía
  • Confianza
  • Inteligencia
  • Auto-regularse en experiencias estresantes

¿Te han aconsejado “no cargues a tu bebé porque… lo malacostumbras, lo malcrías o lo embracilas”?

Al informarte sobre crianza de apego sabrás porqué esos consejos son infundados y contraproducentes, se trata de opiniones que van encaminadas a la conveniencia del adulto pero no a la del desarrollo de tu bebé.

La crianza desapegada o desconectada del bebé puede acarrearle una vida de inseguridad personal, con deficientes relaciones interpersonales que son la causa de nuestros problemas sociales actuales.

La ciencia ha demostrado la importancia de criar a nuestros hijos de forma que se sientan seguros, apegados, vinculados con sus padres, a este tipo de crianza se le llama Crianza de Apego, o Respetuosa, también Crianza Natural.

Las prácticas de este tipo de crianza se enfocan en la etapa crítica de desarrollo cerebral que es de 0 a 3 años de edad y si tuviéramos que resumirla en puntos muy concretos serían estos:

  1. Embarazo consciente y cuidando nutrición física y emocional
  2. Parto natural, con la menor intervención médica posible
  3. Cercanía con el bebé 24 x 7 desde que nace
  4. Lactancia materna a demanda
  5. Contacto cuerpo a cuerpo (cargarlo, darle afecto constante)
  6. Co-lecho (que el bebé duerma con sus padres)
  7. Responder prontamente a su llanto, con atención y afecto
  8. Interactuar y comunicarte con tu hijo con amor y respeto en toda ocasión
  9. Acompañamiento del bebé/infante, dedicarle cantidad y calidad de tiempo,  jugar con él, sin controlarlo y respetando sus necesidades.
  10. Introducción de sólidos “guiada por el bebé” (baby-led weaning)
  11. Nutrición natural y saludable
  12. Respeto a sus ritmos. Evitar forzar a tu hijo. Dejarlo guiar “su agenda” tanto como sea posible.
  13. Aplicar los principios de Disciplina Positiva para guiarlo y educarlo.

Dependiendo de tu situación particular puede ser que decidas no aplicar uno o más de estos aspectos, y no es por ello que signifique que estás haciendo una mala crianza o que no estás realizando crianza de apego, si el fin logras mantener el objetivo que es la seguridad, confianza y alegría de vivir de tu hijo.

Lo importante es que realices decisiones informadas, que al analizar tus opciones consideres el bienestar de tu hijo, que tengas en mente las posibles consecuencias de tus elecciones y que de alguna manera puedas compensar las carencias para lograr que tu hijo se sienta seguro a tu lado y te tenga confianza al percibir tu amor y cuidados.

About the Author

View all posts by

Leave a Comment

*

comm comm comm