Conexión: la clave para una disciplina efectiva.

Written by  //  19/11/2013  //  Disciplina, Disciplina Positiva  //  No comments

Padre e hijo

No todos los padres saben que para influenciar a nuestros hijos de manera positiva primero necesitamos crear una conexión con ellos.

A veces hay que dejar de enfocarnos en lidiar y corregir el “mal comportamiento”  y dedicar esas energías en sanar la relación.

¿Para qué sirve la conexión?

Tener una buena conexión con nuestro hijo genera en él un sentimiento de seguridad y apertura.

Con ello evitamos angustiarlo y provocar la actitud de huir o pelear que surge cuando -en vez de conectar- optamos por castigar, sermonear, culpar, avergonzar, humillar, regañar o quejarnos.

En la práctica

¿Qué pasa si mi hijo insiste en que le compre más dulces?

En estos casos puede ayudar un:

“Pedro, hijo, te amo, pero no te compraré más dulces.”

Si llora, es bueno abrazarlo, llevarlo con nosotros. Compartir su decepción y frustración. Explicarle:

“Sé que te sientes frustrado por no tener lo que deseas, pero esto    es así porque el azúcar en exceso daña tus dientes y no es buena para tu sana nutrición”.

Y podemos seguir firmes ya que sabemos que nuestra negativa es por su bien, no por egoísmo, ni autoritarismo, ni por el mero placer de imponernos.

Otros ejemplos de mensajes amorosos para crear la conexión en situaciones que lo necesiten:

  • “A mí me importas más tú que tus calificaciones.  ¿Qué significan para ti?”
  • “Te amo, y seguramente podemos encontrar una solución respetuosa juntos, vamos a platicar”

Una conexión efectiva es aquella donde tanto el niño como el adulto tienen un sentido de pertenencia mutuo,  son significativos el uno para el otro.

Ideas para crear conexiones

Estas son algunas ideas para crear conexiones efectivas con tus hijos:

  • Convive con tus hijos. Si ellos perciben que disfrutas pasar tiempo con ellos estarás creando una fuerte conexión.
  • Escúchalos de verdad. Deja de hacer lo que estás haciendo y préstale toda tu atención.
  • Valida sus sentimientos. Nos conectamos mejor con quien demuestra que nos comprende.
  • Comparte tus sentimientos y pensamientos cuando sea apropiado. Tus hijos te escuchan si sienten que tú los escuchas y se sienten conectados contigo cuando compartes con ellos.
  • Busca soluciones CON tus hijos. Para resolver desacuerdos con ellos es mejor si participan en el proceso de solucionarlos.
  • Haz preguntas que los lleven a encontrar las consecuencias de sus actos en vez de imponérselas. Deben ser preguntas sinceras que los hagan pensar y al mismo tiempo que “abran” sus corazones.
  • Abrázalos.  Muchas veces mostrarles cariño es lo que están necesitando. Un abrazo te ayuda a crear la conexión y abre la comunicación hacia una corrección respetuosa.

Una corrección respetuosa involucra al niño siempre que sea posible para encontrar soluciones << CON  >> el niño.

Una corrección respetuosa evita: castigarlo, gritarle,  aplicarle “tiempos fuera” punitivos, quitarles privilegios, y todo lo que tenga que ver con los adultos haciéndole algo << A >> el niño.

Cuando tu hijo se siente conectado logra un sentido de pertenencia y de significado. Muchas veces esto es suficiente para que cese el mal comportamiento.

Conclusión

Emplea mensajes de amor para generar cercanía y confianza con tus hijos en vez de distancia y hostilidad, de tal manera que logres una conexión con ellos antes de corregirlos respetuosamente.

¡Comparte tus ideas!

Bienvenidos todos los comentarios al respecto de este artículo.
Sugerencia:
Comparte en qué caso has usado esta técnica y cuáles han sido tus resultados. Queremos saber todos los detalles para que aprender más y mejor de tu contribución. Gracias!

About the Author

View all posts by

Leave a Comment

*

comm comm comm